Las ciudades han realizado grandes inversiones en infraestructuras tecnológicas en las últimas décadas. Actualmente, las posibilidades de integrar estas estructuras evolucionan de forma constante, ofreciendo nuevas posibilidades de integración y racionalización del gasto e inversión. No obstante, los responsables técnicos y políticos no cuentan con un mapa de estas inversiones e infraestructuras (públicas y privadas), con lo que desconocen estas posibilidades de integración y ahorro. A partir de un profundo conocimiento de las tecnologías urbanas y de su coste económico y social, Eticas realiza auditorías tecnológicas que resultan en mapas de las infraestructuras existentes y posibles. Además. Eticas puede contribuir a desarrollar, implementar y monitorizar infraestructuras ‘smart’ que respeten los derechos de los ciudadanos y su privacidad, avanzando hacia un paradigma de Smart City centrado en la ciudadanía y no en la tecnología, en el que la prioridad es el control y la propiedad de los datos en lugar de su recolección y análisis sistemático e incontrolado.